Transferencia de imágenes + chalk paint: una marco de fotos con mensaje

Transferencia de imágenes + chalk paint: una marco de fotos con mensaje
10 mayo, 2015 Pat

Tenía muchas ganas de probar la cola de transferencia de imágenes o “Foto Transfer”… y ha llegado el momento!
Como ando colaborando con La Pajarita últimamente, les pedí un botecito, a ver qué tal 😉
Y el resultado me encanta! (y como casi siempre, le veo tantas posibilidades que me estalla la cabezota!)

DIY: marco de fotos decorado con chalk paint y transferencia de imagenes
¿qué he usado?

  • Chalk paint en colores mint /gris New York, de La Pajarita
  • Foto Transfer de La Pajarita
  • Brocha
  • Tijeras
  • Papel impreso con el motivo/frase elegido
  • Cinta de carrocero
  • Marco de madera sin tratar

Para empezar, desmontamos el marco y con cinta de carrocero marcamos una línea recta horizontal para separar los dos colores. Le hacemos un par de cortes a la altura del hueco para poder adaptarla a la curva interior:


Damos una capa del primer color, dejamos secar una horita, aplicamos otra capa y ahora dejamos secar unas cuantas horas. Esto es porque para pintar el otro color tendremos que poner cinta de carrocero sobre el primero, y no queremos que se levante al quitarla, ¿verdad?


Ahí va nuestro segundo color (tras poner de nuevo cinta de carrocero adaptándonos lo mejor posible a la primer línea que hicimos):


Ahora vamos con la parte interesante: la transferencia de imágenes… (ni que decir tiene que podíamos haberla hecho directamente sobre la madera, siguiendo el proceso de aquí en adelante).

Con esta cola podemos transferir cualquier imagen impresa, ya sea una foto o un texto o dibujo hecho con algún programa (yo he usado Photoshop pero esto se puede hacer perfectamente con Word u otro procesador de textos y también con Picmonkey, ya que la mariposa es una fuente de doodles que ya os enseñé en este post).El fabricante indica que la imagen debe estar impresa con impresora láser, pero la verdad es que yo lo hice en casa con impresora de inyección y ha funcionado bien.

Lo más importante es que si vamos a poner un texto debemos invertir la imagen antes de imprimirlo (y si lo hacemos con una imagen y queremos reproducirla idéntica a como la tomamos, también).
Si os gusta la que yo he puesto y queréis descargarla, podéis hacerlo directamente de la imagen:

Porque queremos que quede con la orientación adecuada, ¿no?


Una nota previa: yo ahora recortaría el contorno del motivo con tijeras, ciñéndome al máximo al margen, facilita mucho el trabajo posterior.

Vamos allá: aplicamos sobre el motivo una generosa capa de cola de transferencia, lo volteamos sobre el marco y los colocamos en la posición elegida, presionando firmemente toda la zona donde haya cola hasta que quede bien pegado.

Nos aseguramos de que no queden zonas de cola sobrante, que al secar dejará pequeños relieves que tendremos que lijar… (no queremos trabajo extra!)No se aplica cola encima del papel! (esto no es decoupage…).

Esto debe secar unas cuantas horas y ahora hacemos lo siguiente, que es lo que más miedo da pero os aseguro que es muy sencillo (no he podido fotografiar esto porque estaba muy ocupada quitando el papel con agua en el baño…): con las manos mojadas en agua, vamos humedeciendo el papel y frotando, retirando la viruta húmeda que sale, y repitiendo el proceso hasta que no quede papel y la imagen vaya apareciendo. Cuando se seque, quedará algo así:

¿Veis las zonas blanquecinas? Ahí ha quedado algo de papel. Repetiremos el proceso del agua hasta que no quede nada o casi nada. Si finalmente queda un poquito y nos da miedo seguir frotando, la capa final de cola de transferencia que hay que aplicar para igualar la textura final de la pintura y la imagen transferida, lo disimulará.

El resultado es precioso… y puede usarse sobre tela! (esto para otro post).
¿qué os parece? ¿no es sorprendente?


Pat.