El mueble multicolor: la guía perfecta de colores de chalk paint de La Pajarita

El mueble multicolor: la guía perfecta de colores de chalk paint de La Pajarita
20 septiembre, 2016 Pat

¿34 colores de chalk paint de La Pajarita en un sólo mueble? Sí, es posible.

Y para que no se me olvide luego, os digo ya mismo que hasta el domingo podéis comprar la pintura pizarra de este post con un 25% de descuento en su formato de 175ml, y con un 10% en su formato de 75ml, por supuesto en Paspartú =)

mueble-multicolor-reciclado-chalk-paint-la-pajarita-pintura-pizarra-27

Y hecho ese inciso, sigo… ¡Tenía muchas ganas de publicar este post!

Y no sólo porque este mueble que rescaté de la basura (de la basura de mi vecino) lleve 3 años en mi casa, ni porque haya estado 2 semanas en medio del salón con un trípode delante, ni porque haya podido probar en él la gama casi completa de chalk paint de La Pajarita (que podéis comprar en Paspartú)…

Tenía muchas ganas, sobretodo, porque en estas semanas, cuando os he mostrado el proceso a través de las redes sociales, os ha encantado y no habéis parado de expresar vuestras ganas de verlo terminado… ¡si hasta me lo queríais comprar! =D

Pero le he cogido tanto cariño que, aunque confieso que al empezar no sabía dónde iba a acabar, ahora me veo incapaz de separarme de él…

Así empezó, lleno de polvo, telas de araña (y arañas), clavos oxidados y alguna puerta inservible.

mueble-multicolor-reciclado-chalk-paint-la-pajarita-pintura-pizarra-1

Con mucho cuidado, martillo y alicate, eliminé todas las piezas que no podían recuperarse y lo limpié con un paño húmedo.

Tengo que decir que era un mueblecito totalmente artesano, todas las piezas estaban claveteadas y las bisagras eran (y son) clavos también. Aún había restos de marcas de lápiz de quien lo montó y está lleno de imperfecciones de ésas que los que hacemos cosas a mano conocemos bien…
Todo eso me hace adorarlo más aún =)

Aunque era arriesgado, decidí usar los 34 colores de chalk paint de La Pajarita (son 35, pero descarté el “Casi Negro”).

mueble-multicolor-reciclado-chalk-paint-la-pajarita-pintura-pizarra-28

Fue difícil elegir la disposición (en un momento dado hasta le pedí a Alicia que decidiera por mí) y, de hecho, cambió bastantes veces durante los días que estuve trabajando en él, por varias razones:

➽ porque muchos colores nunca los había probado
➽ porque su tono cambia un poco del bote al soporte
➽ porque influyen (y mucho) los colores que tienen alrededor
➽ porque una vez sobre el mueble me pareció interesante probar ciertas combinaciones que nunca se me hubiesen ocurrido

mueble-multicolor-reciclado-chalk-paint-la-pajarita-pintura-pizarra-7

Debo confesar que muchos colores que nunca había probado me han enamorado y que, y esto va a sonar muy muy freak, ha sido una experiencia muy especial el pintar con cada uno, despacio, descubriendo sus matices y cómo cambia al lado de otros. A ratos rozando la meditación.  Por eso ahora no puedo desprenderme de esta pieza. No sé si me explico. Ahora ya es como de la familia.

También sobre la marcha decidí no pintar los cantos frontales, ni los de las puertas, ni los laterales exteriores del mueble, ni la trasera, porque no quería ocultar por completo la belleza de la madera de pino barnizada y luego castigada por el uso y los años de trastero que, intuyo, este pobre mueble arrastraba…

Así que, aquí podéis ver parte del proceso:


Así quedó tras pintar sólo los frontales. Sé que muchos lo dejaríais aquí. Y no os culpo =)
Pero yo quería seguir probando colores.

mueble-multicolor-reciclado-chalk-paint-la-pajarita-pintura-pizarra-23-copia

Así que, delimitando con cinta de carrocero, pinté los laterales, “techo” y “suelo” de cada pieza frontal, de manera que las caras opuestas siempre tuviesen el mismo color (como veis, lo hice entre restos de la fiesta del último cumple de Ali, que suelen aguantar semanas en casa…)

mueble-multicolor-reciclado-chalk-paint-la-pajarita-pintura-pizarra-3
mueble-multicolor-reciclado-chalk-paint-la-pajarita-pintura-pizarra-2

Y así es como quedó al acabar y tras una capa aplicada con brocha de cera incolora de La Pajarita para darle más resistencia, un tacto más agradable y evitar que el mueble coja más polvo del necesario 😉

mueble-multicolor-reciclado-chalk-paint-la-pajarita-pintura-pizarra-4

Y ya tengo la mejor guía de color de chalk paint de La Pajarita que hubiera podido imaginar:

mueble-multicolor-reciclado-chalk-paint-la-pajarita-pintura-pizarra-24

1.Piel de mar / 2. London Grey/ 3. Peach / 4. Beige Antiguo / 5. Marsala / 6. Gris New York / 7. Mint / 8. Dulce lima / 9. Marrón Eiffel / 10. Marrón Glacé / 11. Azul Horizonte / 12. Dijon / 13. Midnight Blue / 14. Verde Bambú / 15. Gris Vintage / 16. Fresa Boho / 17. Rosa Capricho / 18. Lino / 19. Sweet Cream / 20. Naranja Nepal / 21. Azul cristal / 22. Blanco nube / 23. Sal de Ibiza / 24. Hortensia / 25. Gris urbano / 26. Violet / 27. Ocre Sáhara / 28. Ágave / 29. Verde Albahaca / 30. Malva fumeé / 31. Hippy chic / 32. Verde hielo / 33. Gris Kyoto / 34. Flor de Jazmín.

Aquí veis más claros los colores frontales:

mueble-multicolor-reciclado-chalk-paint-la-pajarita-pintura-pizarra-26

Y aquí podéis ver algunos con más detalle:

mueble-multicolor-reciclado-chalk-paint-la-pajarita-pintura-pizarra-5
mueble-multicolor-reciclado-chalk-paint-la-pajarita-pintura-pizarra-6

Mención especial merecen los grises y neutros, que tanto cuesta diferenciar a veces…

Me han sorprendido los matices de cada uno:

➽ Sobre los grises:

London Grey (2) : el más neutro, intensidad intermedia.

Gris New York (6) : bastante neutro, más saturado que el anterior.

Gris vintage (15) : el más oscuro de la gama.

Gris Kyoto (33) : matiz verdoso, al lado de algunos colores pasa por un verde agrisado.

Gris urbano (25) : matiz azulado/violáceo, queda genial con los violetas y se integra como uno más.

Sal de Ibiza (23) : neutro y muy muy clarito, al lado de la mayoría de colores puede parecer blanco, pero al lado del blanco, revela su matiz gris.

➽ Sobre los neutros: aislados casi todos parecen blancos, pero tienen sus matices:

Blanco nube (22) : es el blanco nuclear 😉

Sweet Cream (19) : ligero matiz cálido, lo que viene a ser un blanco crema, pero muy poco crema 😉

Flor de Jazmín (34) : matiz gris muy muy suave. Es casi como el Sal de Ibiza.

Beige antiguo (4) : se va acercando a los tostados.

Espero que os haya gustado, que os haya aclarado alguna cosa y, sobretodo, que os haya ayudado a descubrir nuevos colores… la gama es muy amplia y preciosa, pero parece que no sabemos salir del combo mint-rosa-blanco-gris 😉

¿Mis favoritos? Pues ya que lo preguntáis… me encantan todos, pero me han sorprendido mucho el ocre Sáhara, el verde Bambú y el Midnight Blue…

¿Y vosotros? ¿Qué trío sorprendente elegiríais?

Pat.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*