pulsera con decoupage

Una pulsera casi nueva con decoupage

Tenía una pulsera que nunca me ponía.
Me gustaba la forma. Pero no el color.
Y decidí darle una segunda oportunidad con la técnica del decoupage:
Antes de nada, lijé la pulsera un poquillo, no demasiado, lo justo para que la pintura nueva se agarre.
Y apliqué una capita de pintura blanca para ocultar el color anterior…
Busqué un nuevo color y elegí un verde agua.
Para conseguirlo mezclé pinturas hasta encontrar el color perfecto.
Si os gusta éste tenéis que empezar con un celeste y añadir unas gotas de amarillo. Si empezáis con verde nunca lo lograréis… (ya sabéis, por experiencia).
Un par de capas, lijando un poquito entre una y otra…
…y lista para aplicar estas mariposas de papel… (sorry, no puedo evitarlo…♥!)
Las recorté de estos pañuelos de papel (imagino que aunque son pañuelos casi nadie los compra realmente para sonarse la nariz 😉 )
Y recordad que hay que separar las tres capas…aunque éstas eran de tan buena calidad que tenían cuatro…
Para aseguraros de que no os dejáis ninguna comprobad que por detrás transparenta el dibujo así…
A partir de ahí éstos son los pasos:
1 Aplicar una capa de cola donde va la primera mariposa, la colocáis con cuidado y presionáis con la yema del dedo, sin arrastrar, hasta que esté bien pegadita. Así con cada mariposa que queráis poner.
2 Esperar unas horas a a que esté bien seco. Con esta primera aplicación de cola es muy importante.
3 Aplicar una segunda capa esta vez a toda la pulsera. Dejar secar una horita.
4 Para un acabado perfecto, una tercera capa de cola.
5 En esta ocasión opté por un acabado menos brillante con un barniz satinado.
¡Y aquí tenéis mi pulsera nueva!
Me encanta porque realmente parece que las mariposas estuvieran pintadas sobre el fondo… Y allí donde se superponen quedan perfectas igualmente.
Terminada y estrenada 😉
pulsera con decoupage
¡Beso!
Pat.
Sígueme en redes sociales
    Carrito de la compra
    Tu carrito está vacío