Tarta “rainbow” de Lacasitos

Tarta “rainbow” de Lacasitos
20 septiembre, 2014 Pat

Hoy os traigo una tarta muy sencilla y vistosa. Es más bien una tarta infantil, pero la verdad es que a los mayores también les encantará… ¿quién puede resistirse a un arco iris de Lacasitos, con sus nubes y todo?


Yo os voy a hablar de la decoración en sí, podéis usar cualquier receta de bizcocho que os guste y el relleno que más os apetezca…
Necesitamos hornear el bizcocho en un molde con forma de rosco, para después cortarlo por la mitad. No importa que os parezca demasiado estrecho antes de recubrirlo, gana mucho volumen con la decoración:


Yo lo rellené de ganache de chocolate:


Elegí nata para recubrirlo porque no es tan dulce como la buttercream, que en mi casa todo el mundo la aparta… Y hace falta bastante cantidad. Para que sea suficientemente consistente hay varias opciones:

● añadir un poco de gelatina neutra a la nata (yo no lo he probado, pero lo he leído)
● usar un estabilizante para nata; vienen en sobres de una dosis, los venden en tiendas de material de repostería, es bastante asequible.
● usar nata vegetal Ambiance (es lo que yo hice esta vez): es una nata especial en formato tetra brik de 1 litro, muy cremosa y espesa ya antes de montarla. Una vez montada queda increiblemente consistente y te permite trabajar con ella casi como con una buttercream. Y es bastante dulce de por sí (yo no le añadí ni un gramo de azúcar). Eso sí, si hace 40 grados se baja un poco (y qué no???).

Por cierto, con 1 litro de Ambiance llega para cubrir el bizcocho y hacer las nubes.

Así que nada, con nuestra nata super-consistente, recubrimos nuestro bizcocho:
(ha quedado tan limpio alrededor porque antes de poner la nata coloqué unos trozos pequeños de papel de aluminio bajo él, rodeándolo; al terminar se retiran con cuidado y queda perfecto!)


Sin refrigerar ni esperar nada, empezamos a poner nuestras filas de Lacasitos…

… una tras otra, con paciencia, intentando dejar el menor hueco blanco posible y evitando el marrón, que no queda muy bonito…


… y ya está el arco iris:


Ahora las nubes: he visto muchas versiones de esta tarta, la mayoría usan algodón de azúcar para hacer las nubes… yo me lancé a experimentar y teñí parte de lo que quedaba del litro de nata con un poco de colorante azul.
Después monté dos mangas desechables juntas en una misma boquilla 2A, y a hacer espirales:


Una sobre otra, una sobre otra, hasta quedarte sin nata 😉


Y ya está! Hay que refrigerarla, eh?


Por cierto, yo me equivoqué al empezar a montarla sobre ese tapete rosa de Ikea… no sabía qué tamaño acabaría teniendo y una vez empiezas a recubrir el bizcocho moverlo de ahí sin destrozarlo es imposible… el rosa recarga demasiado el conjunto, lo ideal hubiera sido montarlo sobre un enorme plato blanco (que no tenía) o incluso directamente sobre la base giratoria; cualquier cosa menos ese rosa! Para que lo tengáis en cuenta 😉

El martes os traeré orejas y morritos de cerdita!

Pat.