Pulseras de Trapillo

Hace unas semanas estuve con una amiga en Creativa Valencia (también estuvimos en Madrid y Zaragoza, estamos un poquillo piradas…).
Y como si no tuviéramos otra cosa que hacer, hemos caído en algo nuevo (nuevo para nosotras).
Trapillo. O hacer ganchillo con una especie de tiras de tela de distintas calidades que al parecer se hacen con los excedentes de fábrica de cada temporada.

Y aunque lo había visto por el rabillo del ojo en otras ocasiones, lo que esta vez llamó mi atención fueron dos tres cosas: – una cartera de mano chulísima de trapillo
– las pulseras de trapillo que casi todas las vendedoras de estos puestos llevaban en sus muñecas.
– Ah! y la insistencia de las vendedoras en que aquello era una cosa facilísima y en que sólo hacía falta rebuscar en Youtube para aprender… (nota: yo no coso ni el bajo de una falda… no es lo mío)

Así que mi amiga y yo salimos de allí con varios ovillos cada una y una aguja del nº12, que nos dijeron que para empezar y con los ovillos que habíamos escogido era lo suyo. Está claro que somos presa fácil…

Y yo me traje estos tres, entre otros.


Y esa noche, de sábado por cierto, ahí estábamos mi amiga yo, con nuestro menú de Burguer King y el ordenador delante, buscando vídeos e intentando dar nuestros primeros puntos. Planazo freak! (en serio!)

Y ahora os traigo lo básico de lo básico. Las pulseras. Todas aquellas que hayáis tejido algo alguna vez, por favor, ya podéis dejar de leer, o moriré de vergüenza.  Esto es sólo para súper-novatas como yo. Para no remitiros a un vídeo que no es mío, he grabado uno propio. No reírse, estoy aprendiendo.

Y aquí unas fotos de cómo quedan. Me encantan. Y en estos colores son de lo más veraniego…


La verdad es que escogimos los ovillos más por sus colores que por el tipo de tejido, pero otra vez igual tenemos que tener en cuenta también esto último… hay telas que se tejen mejor que otras, quedan más apretadas, pesan más… en fin, un mundo. Las de las pulsera rosa, por ejemplo, es licra, como de bañador, y la verde parece más algodón con elastano. En este caso eso está fenomenal, porque una vez hechas las pulseras y su nudo, te las puedes poner y quitar sin desatarlo…



Cuanto más las miro más me gustan… ahora estoy con esa cartera de mano, casi la tengo! Cuando esté presentable, os la enseño…

Pat.

Sígueme en redes sociales
    Carrito de la compra
    Tu carrito está vacío