Pendientes del viejo marco

Pendientes del viejo marco
23 octubre, 2012 Pat
  Un día llegó a mis manos este marco, es una historia muy larga, y justo cuando iba a deshacerme de él, porque no encajaba en ningún rincón de mi casa, recordé haber visto en algún sitio un soporte para pendientes hecho a partir de uno parecido… y decidí probar.

 

  Después de muchas vueltas elegí esta fabric tape comprada en Con un poco de Azúcar, cinta de raso verde musgo y este cordón fucsia de Tiger. Después he visto también varias fabric tapes muy monas en The Craftcake Mama.
  Además necesité una pequeñas arandelas en color cobre, que encontraréis en cualquier tienda de abalorios, chinchetas, grapadora y silicona caliente o cualquier otro adhesivo de manualidades que tengáis en casa.
  Primero forré toda la zona central del marco, de color beige, con la fabric tape. Otra opción es pintarla, pero con la cinta es infinitamente más rápido y limpio. Sólo con esto el cambio es radical. ¿o no?
  Después tomé varias arandelas y fui sujetándolas con nudos sencillos al cordón fucsia, con la separación necesaria para que en cada tramo cupiesen al menos cinco pares de pendientes. A cada lado del cordón se hace un nudo y se grapa al marco por detrás así, o más cerca incluso de la luz interior:
  Esto permite que cuando al colgar los pendientes el cordón se afloje un poco, baste tensar y añadir otra grapa.
  Con la cinta de raso hay que prever esto desde el principio, porque debe ir pegada (yo no conseguí sujetarlas con grapas) y luego las modificaciones son más complicadas…
  Hay que medir el trozo necesario, sujetar un extremo con una grapa por el interior del marco a la altura deseada, así…
   … y después asegurarlo con la silicona caliente y dejar secar bien. Después se hace lo mismo en el lado contrario tensando bien la cinta. Si no ponéis silicona, al estirar, la chincheta saltará… Imagino que si en lugar de chincheta usas un clavo, éste sería suficiente, pero me daba miedito estropear el marco.
  Las cintas de raso están pensadas para los pendientes con cierre de presión, haciendo parejas de agujeritos con un punzón. Y los cordones con arandelas son para los que tienen cierre de gancho.

 

  El número de cintas y cordones, así como la distancia entre ellas depende de vuestro gusto y del tamaño de vuestros pendientes… tened en cuenta que cuelgan y no quedará bonito que se superpongan entre sí… de todos modos es fácil ir añadiendo alguna tira después.
  Y así quedó mi marco, probablemente le añada en un futuro alguna otra tira…

 

 

  Y como siempre, las posibilidades son infinitas! Cada uno encuentra su estilo…
A buscar marcos viejitos y darles una segunda oportunidad!