Seré Feliz Cada Día…

Y por qué? Porque sí, porque yo lo valgo (y tú también), porque siempre hay pequeñas cosas que endulzan el día a día y porque mi último proyecto de decoupage así me lo manda.
Así es. Tenía hace tiempo este calendario de madera {2,85€} esperando a que hiciera algo con él. Lo compré en Opitec, donde periódicamente hago barridos, lista de deseos, y voy acumulando hasta que es suficiente para que los gastos de envío me salgan gratis o hasta que llegue uno de sus fines de semana «manzana», que así llaman a ésos en que a partir de 30 euros no te cobran gastos de envío….

Y llegó su momento. El año nuevo me pareció la época perfecta para darle vida.
Necesitamos:

-Cola para decoupage y una brocha de pelo suave.
-Pintura blanca.
-Papel de lija de grano fino.
-Letras de madera o cardstock o lo que queráis, éstas son de Artemio:


-Servilletas del modelo elegido, éstas son las Julfint de Ikea:

Paso a paso:
1º Dar una capa de pintura blanca al soporte.Dejar secar.


2º Marcar dejando un margen amplio cada cara del soporte que decidamos cubrir. Ya veis que no es necesario ser muy delicado con esto, debe sobrar papel alrededor para que luego posicionarlo sea más fácil. Ya cortaremos después el sobrante.

Yo voy a dejar el interior blanco, cubriendo sólo frontal, trasera y laterales. Las piezas de números y meses las dejaré con su color de madera natural.


3º Recortar las piezas y separar las tres capas de la servilleta, quedándote sólo con la impresa.


4º Aplicar una capa de cola a la primera cara que vayamos a cubrir. Colocar la pieza correspondiente y presionar, sin arrastrar, con el lateral de la palma de la mano o las yemas de los dedos para ir eliminando las burbujas y arruguitas. No asustarse si al principio queda así:

Al presionar suavemente irá quedando así. Prometido.


Al terminar, la superficie tiene un aspecto mate. Esta primera capa debe dejarse secar durante varias horas, una noche incluso. Eso os ahorrará luego muchos problemas.

5º Aplicar una segunda capa de cola. Ésta puede dejarse secar apenas una hora. Tras esta capa la superficie ya presenta un acabado más brillante.


6º Con un papel de lija fino recortar todo el papel sobrante a lo largo del margen. Como es más fácil de hacer que de contar os pongo un pequeño vídeo.

7º Aplicar una tercera capa de cola como mínimo, y si se quiere un barniz brillo o mate, también. Entre estas capas ya no es necesario esperar tanto rato. Apenas notéis seca una podéis aplicar otra.

Este proceso hay que seguirlo con cada una de las superficies, una tras otra. Es mejor ir de una en una, para que el lijado de cantos sea más cómodo, salvo los laterales, que pueden hacerse a la vez:


Y al final obtendréis esto:


¿veis cuánto cambian los colores con las capas sucesivas de barniz? Ganan mucha intensidad.


8º Finalmente, pegar con pegamento en barra el mensaje elegido, éste es el mío:


Cuando ves sin parar un mensaje, al final queda grabado en algún rincón de tu cabeza… y funciona!
La semana que viene os enseñaré un proyecto con las mismas servilletas pero mucho mayor!!!
Voy a darle un nuevo aire a la silla desde la que os escribo…;)

Pat.

Sígueme en redes sociales
    Carrito de la compra
    Tu carrito está vacío