Enmarcando Recuerdos

Quienes leéis el blog habitualmente recordaréis el primer cumpleaños de Alicia. Se me ocurrió que sería buena idea reunir algunos recuerdos de ese día para conservarlos para el futuro, pero no quería que terminasen en una caja perdida en un trastero…

Y pensé que un marco «Ribba» de Ikea (8´99€) era el contenedor perfecto para estos pequeños recuerdos, porque es sencillo y fácilmente personalizable y porque tiene mucho fondo y permite meter algún elemento que no sea plano.

Le quité el paspartú y como base para la composición usé un papel de scrapbooking de topos blancos sobre rojo y un simple folio de color azul, para que los colores entonasen una vez más con el tema «circus» de los recuerdos de la fiesta.

Después fui pegando uno a uno los elementos que había elegido con silicona líquida, que para esto me pareció mejor que la caliente porque no seca tan rápido y te permite reposicionar las cosas durante un minuto. La podéis encontrar en papelerías, yo la compré en Folder. De todos modos, es mejor hacer antes uno o varios ensayos de la colocación.

Yo puse la polaroid de recuerdo con su tarjetita,

un par de invitaciones del cumple, una abierta y la otra cerrada,

un cupcake topper,

un «1» de fondant de las galletas (que previamente barnicé para que no se deteriore demasiado) y la vela que Ali «sopló» ese día.

Y ya está! Lo dejé secar una noche y lo devolví a su caja, listo para colgar en una pared o colocar en un estante! Supongo que durante un tiempo adornará la habitación de Ali. Un día nos cansaremos y lo guardaremos. Y otro día, dentro de muchos años, lo rescataremos para que Alicia tenga para siempre un poquito de su primer cumpleaños.


Pat.

Sígueme en redes sociales
    Carrito de la compra
    Tu carrito está vacío