Cesta de Picnic Pintada con Spray

Cesta de Picnic Pintada con Spray
26 junio, 2013 Pat

Podría haber llamado a este post “Las prisas son muy malas” o “Aprende de nuevo con los errores de Pat. Enésima parte.”

Pero no, me ha dado pena, pobre cesta de picnic, qué culpa tiene ella…

La encontré en un chino, iba buscando una y esto fue lo mejor que vi… pero la veía un poco sosilla…


Y muy lista yo, me dije, bah… una plantilla corazón cortada con la Silhouette Cameo y un poco de pintura en spray, de las de grafitero… esto está hecho. Sí… ja.

Pegué con cuatro trocitos de cinta de doble cara la plantilla a la cesta (error!) y con 4 folios más la rodeé para que la pintura no manchase el resto de la cesta blanca (basta dar un par de cortes a las hojas). Ah! y que uno de los folios se doble bajo la tapa, de lo contrario la pintura entrará en la cesta…

Y hala! a pulverizar pintura!

Y cual fue mi sorpresa al retirar el tinglado… maaaaal! Como la pintura en spray se mete por todos sitios había pasado bajo la plantilla y el corazón estaba difuminado… lo que se dice un churro!

Pero soy terca, MUY terca, rara vez me doy por vencida (Regla #2 del buen crafter, os debo una lista) y decidí hacerlo de nuevo en el otro lado. Basta desmontar con cuidado el chiringuito y volverlo a montar con cuidado, ni siquiera hay que fabricarlo de nuevo… Pero esta vez no iba a caer en la misma trampa, no… así que rodeé todo el corazón con la cita de doble cara. No hace falta ser muy cuidadoso con la forma, pero sí procurar que la cinta no se interrumpa en ningún punto bajo el borde de la plantilla. Y luego presionar bien. Bien-bien, hasta que se marque en el folio la forma del mimbre.

Y menuda diferencia!

Aún así pude apañar la pifia con un pincelito pequeño y un poco de pintura acrílica blanca, aunque igual-igual no quedó…

Pero bueno, en conjunto, está bastante bien…

Yo contenta si mi tropiezo le sirve a alguien para no hacer lo mismo… 😉

Pat.