Carvado de sellos III: Materiales

Siguiendo con esta serie de posts sobre carvado de sellos, hoy vamos a hacer una revisión de materiales.

Para empezar tenemos, por supuesto, las gomas de borrar de toda la vida, como ya os comenté en el primer post sobre carvado. Yo a día de hoy descartaría las Milán cuadradas y, en todo caso, elegiría una de las de forma rectangular, ya sea Milán, Pelikán o Staedtler. Incluso una sin marca conocida, de las de cualquier chino, vale.

Sus ventajas:

➹ Son muy baratitas, alrededor de los 50 céntimos.
➹ Las encuentras en cualquier sitio cerca de casa.
➹ Son tan perfectamente rectangulares que es fácil usarlas para decorar por repetición de patrón.
➹ Son gruesas y pueden carvarse por ambos lados.

Sus desventajas:

➷ Son menos resistentes al uso que los materiales específicos para el carvado que después veremos, se carvan fácilmente, pero también se rompen fácilmente.
➷ Se tiñen más con las tintas de estampar y adquieren antes un aspecto envejecido, aunque eso no afecta a la estampación.
➷ No suelen ser demasiado grandes, aunque de vez en cuando encuentras alguna tamaño jumbo, como la rosa de la foto, que es de Tiger, y te permiten hacer algún sello de tamaño mayor.

Así que, resumiendo, son geniales para empezar, para practicar y para sellos de tamaño reducido.
De éstas mi favorita es la Pelikán AL 20.

Éstos son los últimos que he hecho yo con este tipo de gomas, uno con patrón «chevron» y otro a topos. Están carvados en la misma goma, uno por cada lado.

Un truqui: para hacer los círculos tan iguales, los carvé con el extremo de las puntas de gubia que se inserta en el mango, usándolo como sacabocados. A mí, si no, no me salen tan iguales.


Y como estas gomas son tan perfectamente rectangulares es muy sencillo estampar una vez, y otra a continuación, y otra… y conseguir un patrón continuo. Con un poco de práctica apenas se nota la unión.

Aquí estampé una tarjeta de felicitación en cartulina kraft…


Y aquí una caja para un regalo…



Si vais a decorar una caja como ésta, recordad que hay que desmontar la caja y hacerlo en plano, imposible que quede bien si estampáis con la caja montada…

Por otro lado tenemos materiales específicos para carvar: cauchos, siliconas…

Sus ventajas.

➹ Son más resistentes y duraderos.
➹ Se comercializan en tamaños variados y mucho mayores que una goma de borrar.

Sus desventajas:

➷ Su precio es algo mayor, aunque no tanto si piensas en la superficie total que te llevas.
➷ No son tan fáciles de encontrar y suele ser a través de tiendas online, pero seguro que esto cambia pronto.
➷ Como son planchas menos gruesas, es más incómodo estampar sin ponerles una base.

Éstos son los que yo he podido probar:

– Print Block de Milán


– Speedy-carve de Speedball


– The Artist Carving Block, de Factis


Los he probado todos y todos me gustan, son firmes y el trazo queda limpio, aunque son algo más duros a la hora de carvar (pero poco).

El Milán Print Block es el más blandito, pero me gusta mucho cómo la tinta se adhiere a él y como la transfiere al papel. Es estupendo para niños que empiezan a carvar y para sellos muy sencillos sigue siendo mi favorito =)

Y los otros dos son más bien parecidos, uno rosa y otro azul, uno americano y el otro español (el Factis).

Estos dos os los recomiendo para trabajos más finos, con más detalle, y, por supuesto, para sellos de mayor tamaño.

Todos los podéis encontrar en Paspartú 😉

Pat.

Sígueme en redes sociales
    Carrito de la compra
    Tu carrito está vacío