10 «Imprescindibles» en Japón (y II)

10 «Imprescindibles» en Japón (y II)
29 junio, 2012 Pat
Hola de nuevo! Lo prometido es deuda. Seguimos con Japón! Me quedaban 4 «imprescindibles»…
7.Pasar al menos unas horas en un «Love Hotel«
Son unos curiosos moteles donde los jóvenes japoneses quedan para sus encuentros amorosos; se alquilan por noches completas o por horas y en la mayoría, por discreción, se hace a través de ventanillas automáticas, sin recepcionista: si la habitación está libre su pantalla está iluminada; si te gusta, la escoges. Listo.
Otra curiosidad tiene que ver con su extraña decoración…muchas son temáticas, algunas realmente increíbles…pero nosotros nos dejamos caer por ahí un domingo por la tarde y estaban a tope! y nos quedamos con una bastante sencillita, con luces ultravioleta y paredes y techo en plan cosmos…aún así fue genial. Conservo un gran recuerdo.

Por cierto, que allí tienes a tu disposición cualquier cosa que se te ocurra para amenizar la visita, desde preservativos hasta disfraces picantes, pasando por comida y videoconsolas, y también hay de todo para que al terminar te asees de arriba a abajo. En el nuestro, aunque sencillito, los productos eran de Shiseido! Los japoneses son muy limpitos.
Ah! Los hay por todo Japón. En Tokyo buscad en los barrios de Shibuya y Shinjuku. Se reconocen por sus luces y carteles, y por tener tarifas en la puerta. Hay calles repletas de ellos.

8. Entrar en unos recreativos, probar una máquina de hacer fotos para adolescentes japonesas y jugar al «Pachinko«.
El pachinko es una especie de tragaperras donde los japoneses aficionados al «juego», que en Japón está prohibido, pasan horas echando moneditas…no tiene ciencia, pero forma parte de su cultura.
La máquina para adolescentes…hay que verla y probarla…es una especie de cabina con un chroma detrás que te pone el decorado que tú eliges y te hace una serie de fotos de recuerdo que luego te imprime. Divertidísimo porque la máquina está programada para occidentalizar los ojos de las japonesas (se los hace más redondos), así que cuando redondea nuestros ojos «no rasgados»…sales en la foto con ojos de huevo. Muchas risas dentro y fuera de la cabina por unos pocos euros… 

9.Vestirse como una japonesa más y salir por la noche a tomar algo en alguno de sus diminutos bares ubicados en pequeños pisos.
No voy a enseñar fotos…sólo diré que me compré unas medias rosa chicle y un enorme lazo rosa de lentejuelas, para el pelo, y me los planté con un vestido corto de cuero morado y unas Converse. Nadie pestañeó al verme pasar. En mi vida he ido más cómoda para salir.

 

Forma parte de la cultura tokiota: los jóvenes se expresan a través de su manera de vestir más que en ningún otro lugar y a nadie le importa ver a una chica vestida como Candy Candy o a un chico peinado como Son Goku. Es genial.
Respecto a los bares, aunque hay algunas discotecas, nos resultó más chocante encontrar, al mirar hacia arriba en algunas calles del barrio de Shibuya, pequeños apartamentos que son bares de copas. Llamas al timbre en la calle y subes un par de pisos. Ya estás en el bar. En algunos incluso se cena en la barra, mientras tomas algo. Es otro mundo. Chulísimo.

 

10.Comprar una «Bento box«(y comerse lo que hay dentro). Son cajas de comida para llevar que pueden comprarse casi en cualquier sitio, incluidas estaciones de metro y tren. Hay infinidad de cajas distintas aunque, en general, contienen una típica comida japonesa básica con arroz, verduras y una especie de pescado desecado que, en fin…se deja comer. Las cajas por fuera son mucho más bonitas que lo que encuentras dentro, pero merece la pena probarlo. Fue lo primero que nosotros comimos  al llegar a Japón (era muy tarde y no había nada abierto, sólo encontramos esto en al estación). Los japoneses trabajan tanto y pasan tanto tiempo en medios de transporte para llegar a Tokyo desde sus casas que muchas veces han de comer así… 

 

Y hasta aquí mi lista…debo decir que nos faltaron muchas cosas por hacer, por eso pensamos volver, y que si yo fuera uno de vosotros y estuviera planeando un viaje a Japón intentaría además pasar una noche en un hotel cápsula y asistir a algún torneo de Sumo. En su momento lo miré pero creo que esto último es incompatible con ir en la época del Sakura…

  Espero que esta lista os haya resultado inspiradora y que os hayan entrado muchas ganas de viajar a Japón. La verdad es que quedaron atrás los tiempos en que resultaba carísimo y ahora es muy fácil organizarse un viaje desde aquí con alojamientos asequibles y llenos de encanto. Creo además que es un país donde viajar con niños es posible.  Encontraréis infinidad de cosas que querréis comprar: preciosos cuencos y palillos para comer, papel de origami y papelería en general (me arrepiento mucho de no haber comprado más), yukatas preciosas (son como un kimono de ir por casa; los kimonos de verdad, los que ellos usan para vestir, son carísimos), muñecos Kokeshi de todos los tipos y colores, bonitos amuletos (esto en los templos budistas o sintoístas) para atraer la suerte en cualquier aspecto de la vida (perfectos para regalar)…en fin, de todo y todo bonito.

 

 

 

  Un par de consejillos más:
  -Nunca os probéis ropa como lo hacemos aquí. Son muy escrupulosos y la ropa se prueba sobre la que lleves puesta. De lo contrario se alteran mucho. No queráis saber con qué cara de espanto me miró una dependienta cuando salí del probador y me vio con uno de sus vestidos y sin mi ropa debajo…
  -No se os ocurra pisar uno de sus tatamis con zapatos! También se alteran.
  -El tren bala no es como lo imagináis. Puede que antes fuera muy guay pero ahora nuestro AVE le da cien vueltas. Para que no haya chascos. Aún así es lo mejor para recorrer Japón. Sacaos un Japan Rail Pass.
  -Salvo que aseguren un tiempo magnífico y despejadísimo no os molestéis en ir al Monte Fuji. Bueno…lo aclaro; si váis al mismo monte, a caminar y verlo de cerca, vale. Pero si váis con intención de verlo desde el funicular, pensadlo dos veces. Son muchas horas de tren y autobús para luego no ver nada…(de nada).
  -Llevaos de aquí comida, galletas o aperitivos o lo que sea. La auténtica comida japonesa es complicada y va mucho más allá del sushi y la tempura y muchas veces no sabes ni lo que te estás comiendo. Sus texturas y sabores no tienen nada que ver con los nuestros. Tampoco os recomiendo elegir el desayuno japonés cuando os lo ofrezcan. Mejor el occidental. Y si lo elegís procurad tener cerca un plan B. No es difícil encontrar un McDonalds(♥!).
  -No os vayáis sin dejar que uno de sus WC con chorros de agua os deje el culete como los chorros del oro. Están por todos sitios. Una sensación…curiosa, curiosa.  Nada más…y si os animáis…Buen Viaje!

5 Comentarios

  1. María 8 años hace

    En algún momento de mi vida iré de viaje a Japón y sin duda tu guía es la mejor para visitar el país nipón.
    Gracias por tus imprescindibles.
    Un Abrazo.

  2. Tiny Stuff 8 años hace

    Creo que he leído este post en el momento adecuado… Estoy leyendo a Murakami y casi todo lo que nombras sale en sus obras, así que he disfrutado leyéndote :)Por cierto, genial como guía turística, eh! Jiji

  3. Anónimo 7 años hace

    Muy interesante, tomo nota para mi viaje a japón.

    Por cierto, las yukatas no son kimonos de andar por casa sino su versión de verano (sí, a nosotros nos parecen batas monas de andar por casa pero las utilizan en celebraciones o festivales de verano).

    Saludos!

    • Pat Castillo 7 años hace

      En serio??? ja, ja… ooops… luego introduzco tu corrección 🙂
      Gracias!

  4. Eli 5 años hace

    Si si q bueno todo!!!! El hotel del amor de 10…
    yo con la comida flipe… Me gusto todo y la disfrute muchísimo hasta el pez globo…. Y encima volví con un tipin…. Jajaja
    Saludos

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Debido a las restricciones en el funcionamiento de Correos, los pedidos realizados
con este método de entrega no podrán enviarse hasta que esta situación se solucione. 
Si necesitas algo con urgencia, elige por favor el método de envío MRW y en 1-2 días tendrás tu pedido en casa.
¡Gracias!
close-image